Caso en Comunicación Interna: lanzamos una dieta muy apetecible para mejorar la eficiencia en Boiron

By 7 diciembre, 2014 abril 17th, 2018 Blog, Casos de Éxito

La gamificación y el humor son dos de los ingredientes clave para convertir el cambio de hábitos de los empleados en una realidad positiva tanto para ellos como para la empresa.

01. Desafío

Boiron busca mejorar la eficiencia de sus empleados en el día a día. La farmacéutica quiere que sus equipos hagan un uso más eficaz del correo electrónico, obtengan un mayor aprovechamiento en todas sus reuniones y aporten su granito de arena en la optimización de costes de la empresa haciendo una correcta gestión de sus gastos de desplazamiento.

02. Solución

Modificar los comportamientos de los empleados inculcándoles nuevos hábitos y mostrándoles el impacto positivo que pueden tener en su rendimiento profesional.

03. ¿Cómo lo hemos hecho?

Con una campaña basada en retos gamificados para romper las barreras que pudieran existir ante el cambio de hábitos y utilizando constantemente un tono desenfadado para facilitar a través del humor la asimilación de los mensajes. La participación de los empleados desde el primer momento y el reconocimiento de sus logros fueron los otros dos pilares básicos del plan.

Creación

Creación Dieta Eficiente Boiron

Como si de la mismísima dieta mediterránea se tratara, nos propusimos que todos los empleados de Boiron en España compartieran los beneficios de “La Dieta Eficiente” a partir de unos sencillos menús que les ayudarían a disfrutar de un estilo de vida laboral más saludable. El lanzamiento del plan, coincidiendo con la llegada del verano, fue la excusa perfecta para apostar por un look muy refrescante y, por supuesto, para animar a los empleados a lucir un “cuerpo 10 de la eficiencia”.

Desarrollo

Desarrollo Dieta Eficiente Boiron

1. Lanzamiento:
Y tú, ¿sigues una dieta rica en eficiencia? Con esta pregunta quisimos conocer en una primera fase las rutinas de los empleados respecto al uso del correo electrónico, su participación en reuniones y la gestión de sus gastos en viajes. Para conseguirlo se les propuso una divertida prueba y una vez analizados los resultados, los empleados recibieron vía email semanalmente y durante un mes los menús que conformaban la dieta cuyo orden de recepción venía determinado por las necesidades individuales detectadas en cada caso.

2. Dinamización:
Cada menú estaba compuesto por un primer apartado que incluía “alimentos recomendados” (hábitos eficientes), otro con “alimentos prohibidos” (hábitos poco saludables) y un tercero con la “tabla de ejercicios” que debía seguirse para reforzar la asimilación de los nuevos comportamientos propuestos.

Una vez enviados todos los menús se les lanzó un reto final en el que se puso a prueba su fidelidad a la dieta, dándoles también la posibilidad de votar a la persona que, por sus buenos hábitos, consideraban más eficiente en la empresa. Los resultados de este desafío y de la votación popular permitieron reconocer y premiar a los “Eficientes 2014” en Boiron.

3. Consolidación:
Y como esta no era una dieta milagro, para acompañar el cambio de hábitos la fase on line de la campaña fue reforzada posteriormente con acciones off line que permitieron afianzar la iniciativa para el medio y largo plazo. Además de incorporar cartelería en puntos estratégicos como salas de reuniones, todos los empleados recibieron la “Pirámide de la Eficiencia”, un original soporte de merchandising que articularon ellos mismos y que incluía las principales recomendaciones de cada menú clasificadas desde un nivel básico hasta un nivel experto en eficiencia.

04. Resultados

La medición fue una constante durante toda la campaña a partir de indicadores que evaluaban tanto el desarrollo de la misma como el cambio en los comportamientos de los empleados. El uso de herramientas como Mailchimp (para el envío de emails) o Typeform (para los desafíos gamificados) permitieron realizar un seguimiento individual y global tanto del alcance como del impacto de todas las acciones on line contempladas en el plan.

La tasa de participación en los retos gamificados fue cercana al 70%. Respecto a los cambios en los hábitos, en el primer mes de la iniciativa, el número de emails enviados se redujo en un 47% y el de emails recibidos en un 45,5%.

Por descontado, esta “Dieta Eficiente” no se hubiera hecho realidad sin el entusiasmo y el atrevimiento de Arrate Jimeno y Beatriz Buceta, dos grandes chefs que cada día cocinan con maestría los Recursos Humanos en Boiron.

Dejar un comentario

tres × cuatro =