Big Data, Personas y Comunicación Interna: un jugoso ménage à trois

By 20 junio, 2016Blog, Tendencias
Big Data en Comunicación Interna

El miércoles 15 de junio tuvimos la oportunidad de asistir a Big Boom Data, el evento en el que nuestros amigos del IIC se propusieron explicar a una sala repleta cómo el análisis de datos ayuda a las empresas a tomar decisiones más acertadas.

Durante la tarde, varios clientes del Instituto compartieron sus casos y explicaron, cómo con la ayuda de los data scientist, a los que todos denominaron como los unicornios de nuestra era, habían conseguido mejorar su eficiencia y predecir comportamientos.

Creemos que nadie se enfadará si resumimos que estos fueron los principales outcomes que parecían destacar de las diferentes experiencias prácticas de Big Data.

Y diréis, ¿qué tiene que ver el Big Data con la Comunicación Interna? Álvaro Barbero, Chief Data Scientist del IIC, y por cierto, gran ponente, soltó una frase en su charla que nos hizo saltar de la silla… hasta que entendimos el sentido: “Las personas somos datos… multitud de datos”.

Lo que a priori puede chocar a un experto en Personas, en realidad es una aplicación terriblemente provechosa para nuestra profesión, a la que tanto daño le ha hecho respaldar sus acciones con los vaporosos intangibles.

Álvaro nos contó cómo en el IIC han conseguido “traducir” palabras, gestos, actitudes y hasta estilos artísticos en series numéricas… y lo que más nos sorprende, hacer que el algoritmo aprenda de sus márgenes de error para mejorar a futuro.

¿Imagináis una herramienta así en Comunicación Interna? Pues aunque no se habló de nuestro área, sí que algunos de los servicios aplicados a otras especialidades me parecen de gran utilidad si los utilizáramos en nuestra profesión.

Detectar influencers internos: todos hablamos de la importancia de los champions en campañas de Comunicación Interna pero, ¿cómo elegimos a estos líderes internos?, ¿cómo detectamos de forma infalible las habilidades y competencias que hacen de ellos unos líderes de opinión, innovadores o personas colaborativas? Con el Big Data, podemos llegar a evaluar quiénes de entre nuestros colaboradores tienen esos comportamientos que podrán replicar a futuro y ayudarnos en nuestra labor de comunicadores. Esto en concreto, ya lo comercializa el IIC y hemos podido probarlo en la agencia.

Conocer el engagement que generan nuestras publicaciones o canales internos.

Identificar si nuestros mensajes (valores, misión, proyecto estratégico, campañas…) forman parte de la conversación corporativa.

Evaluar el sentimiento que merecen nuestras publicaciones en los comentarios de una red social corporativa.

Establecer grupos de opinión o stakeholders por afinidad a un tema o por niveles de compromiso con la organización, más allá de la división de públicos por categorías socioprofesionales que solemos hacer.

Tomar el pulso a la organización con bots (diminutivo de robot) que simulan ser personas dentro de una red y que nos permitirían preguntar a los empleados cómo de felices o comprometidos se sienten, qué les ha parecido una acción en concreto o qué sentimiento les genera un mensaje publicado, obteniendo una respuesta mucho más sincera y sobre todo más actual que con las clásicas encuestas de clima. Pero lo que realmente quisiéramos hacer desde PrideCom, es poder conectar estos datos, en tiempo real, con los datos de negocio.

• Y si nos ponemos en plan Matrix, analizar las expresiones faciales de individuos en un evento y traducirlas en sentimientos para conocer de forma real las emociones que les genera el mensaje que están escuchando… esto no lo he confirmado con los data scientists pero, después de ver cómo analizaban imágenes e incluso vídeos, seguro que aceptarían el reto. 😉

BIG_BOOM_DATA

Estos son algunos de los usos y aplicaciones que vemos del uso de herramientas de Big Data y que nos ayudarían a los comunicadores a afinar muchísimo mejor nuestras acciones y a futuro, constituir ese santo grial que todos buscamos: el dashboard de medición de Comunicación Interna.

Nosotros ya estamos trabajando en este gran reto con nuestros amigos del IIC.

Si te ha gustado el post y quieres que sigamos publicando nuestros avances sobre este tema ¡no dudes en hacérnoslo saber!

Dejar un comentario

cinco − dos =