¿Encuestas online? Sí / No Conoce sus ventajas

By 12 septiembre, 2019 noviembre 26th, 2019 Blog

 

¿Necesitas organizar un evento, conocer la opinión de tus profesionales sobre una iniciativa puesta en marcha o realizar una encuesta de clima? ¡Los formularios online son tu mejor aliado! Ya que permiten recoger datos de manera sencilla e intuitiva facilitando feedback rápidamente, por lo que son una valiosa fuente de información para la toma de decisiones y el establecimiento de planes de mejora.

Anónimos, con preguntas abiertas, cerradas, de puntuación… existen multitud de tipologías de cuestionarios, sin embargo, la clave para que cumplan su función de recopilar la información adecuada está en su diseño, tanto a nivel de contenido como de imagen.

¡Vayamos por partes! En primer lugar, tienes que tener muy claro qué datos quieres obtener. Una vez esté determinado el objetivo, debes decidir qué tipo de cuestión es más idónea para ello:

  • Preguntas abiertas: los usuarios podrán responder libremente. Son más adecuadas para recopilar información cualitativa, como, por ejemplo, impresiones sobre un evento realizado, expectativas sobre algún proyecto o las mejoras para un determinado área. Este tipo de preguntas aportan una información más detallada, sin embargo, es bastante más complejo trabajar luego con sus respuestas. Por lo que, si vas a realizar un cuestionario a un gran número de usuarios, no te las recomendamos ¡contabilizar y categorizar todas las respuestas puede convertirse en una auténtica odisea! Además, requieren más tiempo y dedicación por parte del encuestado, por lo que el riesgo de que abandone la encuesta también aumenta. Te aconsejamos que, como máximo, incluyas una o dos preguntas abiertas por encuesta.
  • Preguntas cerradas: se ofrece una batería de respuestas entre las cuales el empleado deberá elegir una o varias opciones. Es importante que incluyas diferentes alternativas que engloben todas las respuestas posibles, ya que, de lo contrario, podemos estar sesgando la respuesta viéndose el encuestado obligado a contestar algo que no refleja lo que quiere expresar. Por ejemplo: ¿Cada cuánto haces uso de tu tarjeta restaurante?

1 vez al mes.

1 vez a la semana.

Nunca.

Lo ideal sería incluir más opciones para que el encuestado pueda elegir:

1 vez al mes.

2 veces al mes.

1 vez a la semana.

Todos los días.

Nunca.

  • Preguntas de puntuación: el usuario debe elegir entre una respuesta numérica. Por ejemplo, valora del 1 al 5 tu nivel de compromiso con la empresa. Estas cuestiones son muy útiles en las encuestas de clima, por ejemplo, ya que, al contar con una gran cantidad de respuestas, su clasificación y valoración es más sencilla a la hora de analizar los resultados.
  • Preguntas obligatorias: los empleados deben contestar a ellas para poder avanzar en el cuestionario. Intenta que no todas las preguntas sean obligatorias, ya que esto hará que la mayoría de usuarios no completen el formulario, puesto que pueden existir preguntas que no se sientan cómodos contestando o tal vez no tengan la respuesta.
  • Preguntas opcionales: los encuestados pueden elegir contestarlas o no. Es conveniente que existan varias de ellas para facilitar al usuario finalizar el cuestionario.

Otras cuestiones que debes tener en cuenta:

  • Haz una pregunta por enunciado. Evita plantear dos cuestiones a la vez, ya que la respuesta puede ser confusa.
  • Formula las preguntas en positivo. No empieces un enunciado con “No”, ya que puede generar confusión en el encuestado.
  • Sé neutral a la hora de redactar la pregunta, evitando valoraciones, ya que esto podría influir en la respuesta del empleado.
  • Que el número de preguntas de tu formulario no supere 10. Aunque existen excepciones, como una encuesta de clima, por lo general, si saturamos a los profesionales con demasiadas cuestiones, finalmente no conseguiremos obtener resultados fiables, puesto que abandonarán el cuestionario antes de completarlo.
  • Evita textos largos en los enunciados. Que tus preguntas sean breves, sencillas y claras. ¡Parece fácil, pero es una de las labores más complicadas!
  • Introduce un título atractivo o un texto introductorio sobre lo que se va a preguntar a continuación. No te olvides de terminar con un pequeño párrafo de despedida o una frase divertida dando las gracias por el tiempo dedicado. Para ello puedes valerte del claim de la campaña o algún slogan simpático.
  • Valora qué momento es más adecuado para lanzar tu encuesta. Detecta cuál es el horario en el que el profesional está más tiempo sentado frente al ordenador para enviarla. Evita que sea a primera hora de la mañana o a última hora del día, que es cuando, normalmente, hay que resolver más tareas.
  • Aunque son muy útiles, tampoco abuses de las encuestas. Si las usamos para cualquier acción puesta en marcha, el empleado puede terminar cansándose de ellas, dedicándole poco tiempo a su realización y ofreciendo testimonios superficiales, por lo que los datos que obtendremos no serán fiables.

Y, por último, pero no menos importante: el diseño. Haz que tu formulario sea atractivo para que invite a los encuestados a participar. No te olvides de que la imagen se corresponda con la identidad corporativa de tu organización o con la de la campaña, proyecto o evento al que se refiere, con el objetivo de que los profesionales lo relacionen. ¡Trabaja un bonito diseño alineado con la imagen corporativa para que tu cuestionario sea apetecible!

Y para facilitarte, aún más, que pongas en marcha estas herramientas en tu organización, te presentamos aquí una selección de las más interesantes que puedes encontrar en Internet de forma gratuita para hacer tus propias encuestas:

  • Google Forms

 

 

 

Se trata de un producto que ofrece Google de manera gratuita a los usuarios de cuenta de Gmail, por lo que, para poder utilizarla, solo tendrás que contar con una cuenta de correo de esta compañía.

Aunque es una plataforma bastante básica, ofrece la posibilidad de formular hasta 9 tipos diferentes de preguntas y elegir entre 25 plantillas predeterminadas. Cuando hayas acabado de diseñar tu encuesta, obtendrás un enlace para acceder a ella que podrás compartir a través de redes sociales, correo electrónico o de un sitio web.

 

  • TypeForm

 

Esta herramienta, muy intuitiva y con una moderna interfaz, permite elaborar encuestas de manera sencilla.

Su diseño es responsive, por lo que los usuarios podrán contestar a las preguntas desde cualquier dispositivo (móvil, tablet, etc.).

Typeform permite descargar los resultados en Excel o crear encuestas online ilimitadas en su versión gratuita, aunque ofrece muchas más ventajas en su versión Pro.

 

  • Survio

 

Survio ofrece una multitud de servicios, entre los que se encuentran 100 plantillas de encuesta agrupadas por sectores, 5 encuestas, exportación de diagramas, preguntas ilimitadas o agregar un pop up en el sitio web con un enlace a la encuesta.

Además, Survio ofrece la posibilidad de contratar alguno de sus paquetes personalizados con diferentes precios con los que podrás disfrutar de todas las demás funcionalidades de las que dispone.

 

  • QuestionPro

 

 

Esta herramienta permite crear encuestas ilimitadas, con 15 tipos de preguntas diferentes, 20 temas de encuesta, más de 100 plantillas prediseñadas y un diseño responsive. La limitación de QuestionPro es que solo permite 100 respuestas por encuesta.

Además de las plantillas prediseñadas, también da la posibilidad de utilizar diseños de encuestas realizados en Word. Otra peculiaridad de esta herramienta es que permite distribuir las encuestas, además, a través de un código QR.

Asimismo, tiene una versión premium con la que se pueden usar al completo todas sus funcionalidades.

¿Te animas a crear tu primera encuesta online? Aunque estamos seguros de que con esta pequeña guía aprenderás rápidamente a utilizar estas herramientas y las encuestas se convertirán en tu mejor aliado para conocer la opinión de tu público objetivo, si necesitas ayuda con cualquier cuestión, no dudes en contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Dejar un comentario

tres × tres =