BlogTendencias

Dispositivos móviles, los nuevos aliados de la Comunicación Interna

By 03/09/2014 enero 12th, 2022 Sin comentarios

En mi empre­sa es muy difí­cil hac­er comu­ni­cación inter­na porque nue­stros emplea­d­os no están en la oficina.

Esta frase que todavía oímos a menudo parece que ten­ga los días con­ta­dos si echamos un vis­ta­zo a las ten­den­cias en con­sumo de infor­ma­ción des­de el móvil.

Según el últi­mo Euro­pean Com­mu­ni­ca­tion Mon­i­tor, 1/3 de las empre­sas con­sul­tadas ya han imple­men­ta­do apps cor­po­ra­ti­vas. Los proyec­tos de movil­i­dad cor­po­ra­ti­va son tam­bién una pri­or­i­dad para los respon­s­ables de TI, según arro­ja­ban los datos del estu­dio que Cis­co solic­itó a For­rester Con­sult­ing este año y en el que vemos que “crear solu­ciones glob­ales de gestión de dis­pos­i­tivos móviles” o “la acce­si­bil­i­dad a entornos colab­o­ra­tivos y comu­ni­ca­ciones unifi­cadas des­de dis­pos­i­tivos com­pra­dos por los colab­o­radores” ya son proyec­tos pre­vis­tos para este año.

Y es que en un país como el nue­stro, con más de 51 mil­lones de líneas móviles según pub­li­ca­ba el Obser­va­to­rio nacional de tele­co­mu­ni­cación y de la sociedad de la infor­ma­ción, podemos imag­i­nar que las empre­sas están “pla­gadas” de dis­pos­i­tivos de los pro­pios colab­o­radores. Y lo que es un que­bradero de cabeza para los respon­s­ables de seguri­dad infor­máti­ca, debería sonar a músi­ca celes­tial para los comu­ni­cadores internos.

Si con­fi­amos en que, como nos dice el últi­mo informe sobre la Sociedad de la Infor­ma­ción en España (SIE), un usuario medio con­sul­ta su móvil unas 150 veces al día, el prob­le­ma de los equipos sin acce­so a PC podría estar resuelto.

El futuro en Comunicación Interna es móvil

Las orga­ni­za­ciones cuen­tan con emplea­d­os cada día más conec­ta­dos e hiper­in­for­ma­dos y nue­stros canales deben estar pen­sa­dos en con­so­nan­cia con sus hábitos de acce­so a la infor­ma­ción, por el bien de la comu­ni­cación y de la rentabil­i­dad. De hecho, un reciente estu­dio real­iza­do por Boston Con­sult­ing Group mues­tra una relación entre la adop­ción de nuevas tec­nologías por las PyMEs y un fuerte aumen­to del rendimien­to de la empresa.

Estos datos con­statan que ha lle­ga­do el momen­to de plantearse qué con­tenidos y for­matos vamos a trasladar hacia platafor­mas móviles.

Que un colab­o­rador ten­ga en su bol­sil­lo un soporte infor­ma­ti­vo cor­po­ra­ti­vo (pre­sentación cor­po­ra­ti­va, guía de pro­duc­tos…) o pue­da acced­er a la platafor­ma colab­o­ra­ti­va de la empre­sa para com­par­tir con sus com­pañeros des­de cualquier lugar uti­lizan­do su pro­pio dis­pos­i­ti­vo es una real­i­dad muy ten­ta­do­ra para cualquier orga­ni­zación que desee trans­mi­tir val­ores de mar­ca inno­vadores y agilizar los pro­ced­imien­tos operativos.

En un entorno cada vez más dig­i­tal, ¿por qué seguir sufrien­do las bar­reras físi­cas de otros tiempos?

El móvil implica cambiar el chip

Es ver­dad, lan­zarse a uti­lizar el móvil como canal de comu­ni­cación inter­na supone al menos ser con­scientes de que ten­dremos que cam­biar el chip en nues­tra man­era de conec­tar con el emplea­do, dar­le voz y pro­por­cionarle la inter­ac­tivi­dad a la que está acos­tum­bra­do cuan­do nave­ga en su Smart­phone o Tablet.

Así que, aquí van algunos con­se­jos para inte­grar el móvil como canal de comu­ni­cación interna:

Ser cau­to en la man­era de acced­er al entorno pri­va­do del colab­o­rador: habrá que pedir per­miso a nue­stros colab­o­radores para comu­ni­carnos con ellos por medio de su telé­fono o direc­ción de mail privada.

Optar en la medi­da de lo posi­ble por el self-ser­vice: las Apps cor­po­ra­ti­vas en descar­ga libre sue­len ten­er muy bue­na acogi­da. Hace solo unos meses par­tic­i­pamos cre­an­do el plan de lan­za­mien­to para una App for­ma­ti­va de una empre­sa de las más inno­vado­ras en mate­ria de recur­sos humanos y la expe­ri­en­cia fue muy rev­e­lado­ra. Entre las ven­ta­jas resaltadas por los pro­pios colab­o­radores esta­ba la vol­un­tariedad, la posi­bil­i­dad de acced­er según su disponi­bil­i­dad y la ver­sa­til­i­dad del for­ma­to. Nue­stro may­or reto: con­ver­tir esta App en el canal for­ma­ti­vo de ref­er­en­cia para los colab­o­radores pro­movien­do su uso constante.

No es un reme­dio glob­al: habrá que decidir qué cam­pañas o soportes de comu­ni­cación vamos a pro­mover vía móvil. Que sea una ten­den­cia no quiere decir que ten­ga que eclip­sar al resto de canales que ya están funcionando.

Ten­dremos que adap­tar los soportes al canal: una ima­gen estáti­ca no parece muy ade­cua­da en un canal que inci­ta a la inter­ac­ción. De hecho, en Pride­Com esta­mos apo­s­tan­do por las pub­li­ca­ciones cor­po­ra­ti­vas en platafor­mas dig­i­tales como alter­na­ti­va a la tradi­cional revista en papel o el catál­o­go de pro­duc­tos. En estos últi­mos meses hemos esta­do tra­ba­jan­do en la creación de una platafor­ma de pub­li­ca­ciones cor­po­ra­ti­vas dig­i­tales, 100% cus­tomiz­able, para uno de nue­stros clientes que tenía como obje­ti­vo unificar toda la doc­u­mentación cor­po­ra­ti­va para su fuerza com­er­cial. Pre­sen­tar su catál­o­go de pro­duc­tos, los tes­ti­mo­nios de los clientes o el video cor­po­ra­ti­vo se puede hac­er aho­ra movien­do un solo dedo.

El engage­ment no es posi­ble sin dar voz al emplea­do: el usuario de móvil está acos­tum­bra­do a poder dar su feed­back en cualquier ocasión y como tal debe­mos pre­v­er en nue­stros canales la recogi­da de sus comen­tar­ios, votos, aplau­sos… ¡y sug­eren­cias de mejo­ra!. No infraval­ores su capaci­dad de comen­tar o pron­to habrás per­di­do un usuario.

Opta en la medi­da de lo posi­ble por entornos seguros: ¿es What­sApp el nue­vo canal de comu­ni­cación inter­na? Deci­di­da­mente, no. En Pride­Com creemos que las empre­sas debe­mos pro­por­cionar a nue­stros colab­o­radores entornos en los que podamos pro­te­ger sus datos y ase­gu­rar la con­fi­den­cial­i­dad de sus comen­tar­ios por eso nos parece acon­se­jable que se util­i­cen siem­pre sis­temas pro­pios, bien abrien­do los que ya ten­emos disponibles de for­ma segu­ra (acce­so des­de fuera de la red local a la intranet o la red social cor­po­ra­ti­va) o cre­an­do nuevos (ser­vi­cio de men­sajería propio).

¿Crees que nos hemos deja­do algo impor­tante en el tin­tero? ¿Te intere­sa seguir inves­ti­gan­do este tema con nosotros? ¡Conec­ta con nosotros!

Dejar un comentario

doce − tres =