BlogEntrevistas

En PrideCom, el talento no entiende de género

By 08/03/2017 junio 13th, 2022 Sin comentarios

En el Día Inter­na­cional de la Mujer Tra­ba­jado­ra, entre­vis­ta­mos a Sonia Ruiz, fun­dado­ra de Pride­Com.

- Sonia, ¿qué sig­nifi­ca para ti este día?
Para mí, el Día Inter­na­cional de la Mujer Tra­ba­jado­ra es una fecha sim­bóli­ca que nos sirve para recor­dar que aún debe­mos seguir tra­ba­jan­do para que todas las mujeres, estén donde estén, ten­gan la opor­tu­nidad de decidir qué quieren hac­er con su talento.

A día de hoy, las mujeres de nues­tra sociedad ten­emos la suerte de poder ejercer una pro­fe­sión, si así lo deseamos, pero es gra­cias a que otras lucharon antes por este dere­cho uni­ver­sal. Pero como todos sabe­mos, aún que­da mucho por hac­er para que nues­tra posi­ción en el mer­ca­do lab­o­ral sea igualitaria.

- ¿Qué expe­ri­en­cia has tenido tú como pro­fe­sion­al de la comu­ni­cación sien­do mujer? 
A lo largo de mi car­rera he tra­ba­ja­do en equipos esen­cial­mente femeni­nos, pero dirigi­dos por hom­bres. Y, aquí es, donde creo que está el pun­to clave del lega­do que podemos dejar las mujeres de nues­tra gen­eración a las más jóvenes: ya no se tra­ta tan­to de per­mi­tir tra­ba­jar, sino de ase­gu­rar que la posi­ción del tal­en­to en una com­pañía no pase por fil­tros de género.

- ¿Y aho­ra que eres direc­ti­va de tu propia empresa?
En Pride­Com obvi­a­mente el tal­en­to no entiende de género. Las fémi­nas ganan por golea­da, ya que somos 15 mujeres frente a 7 varones, así que nue­stro obje­ti­vo sería más bien el de ofre­cer opor­tu­nidades lab­o­rales a más hombres.

Pero más allá del momen­to de selec­ción, en el que es obvio que no nos regi­mos por cuo­tas, tam­bién puedo afir­mar con mucho orgul­lo que no existe ningu­na brecha salar­i­al, y los puestos de direc­ción de la com­pañía están ocu­pa­dos por tres cracks en lo suyo, dos mujeres y un hombre.

- ¿Cómo se vive la igual­dad en PrideCom?
Yo soy una con­ven­ci­da de que la mujer puede lle­gar al puesto que desee si se lo pro­pone. Pero las empre­sas, como actores del cam­bio de la sociedad, deben facil­i­tar que sus emplea­d­os puedan vivir ple­na­mente su pro­fe­sión sin ten­er que renun­ciar a su famil­ia o sus intere­ses personales.

En nues­tra com­pañía ya hemos puesto las bases para que esto sea posi­ble. El año pasa­do, con solo 3 años de antigüedad, ya con­tábamos con una serie de medi­das especí­fi­cas para favore­cer la igual­dad: per­misos de pater­nidad, tele­tra­ba­jo en el últi­mo trimestre de embara­zo, equiparación de per­misos para pare­jas de hecho, y medi­das de con­cil­iación para fomen­tar una racional­ización de horar­ios que per­mi­tan tan­to a hom­bres como mujeres man­ten­er un equi­lib­rio de su vida pro­fe­sion­al y per­son­al. Unas medi­das que nos han per­mi­ti­do ser una empre­sa cer­ti­fi­ca­da EFR y de las que nos sen­ti­mos muy orgullosos.

Nue­stro obje­ti­vo es ten­er pro­fe­sion­ales que vivan nues­tra empre­sa como el mejor lugar para desar­rol­lar su tal­en­to y seguire­mos tra­ba­jan­do para que esto sea una realidad.

Dejar un comentario

diecisiete + trece =