BlogInternal CommunicationsPeople Engagement PyramidRecursos Humanos

Identifica el nivel de engagement de tu organización

By 04/06/2021 enero 5th, 2022 Sin comentarios

Las orga­ni­za­ciones saben que para cre­cer es clave con­seguir el com­pro­miso de sus per­sonas. El últi­mo informe Employ­ee and Per­for­mance Gallup 2020 recoge que las empre­sas con buenos nive­les de engage­ment tienen has­ta un 81% menos de absen­tismo, logran un 18% más de pro­duc­tivi­dad y un 23% más de rentabilidad.

Para ayu­dar a las empre­sas que nece­si­tan seguir mejo­ran­do sus nive­les de crec­imien­to, en Pride­Com hemos dis­eña­do la Peo­ple Engage­ment Pyra­mid: un mod­e­lo basa­do en 6 nive­les de madurez en comu­ni­cación inter­na que están pre­sentes hoy en día en las com­pañías y que ayu­da a pre­de­cir el niv­el esper­a­do de engage­ment.

Depen­di­en­do de en qué pun­to se encuen­tre, la orga­ni­zación puede esper­ar un niv­el de com­pro­miso en sus emplea­d­os y equipos.

Infografía People Engagement Pyramid

6 nive­les de madurez de la comu­ni­cación interna

  1. Men­saje. La exis­ten­cia de canales infor­ma­tivos hace que el colab­o­rador se sien­ta infor­ma­do sobre lo que ocurre. La conex­ión de este con la orga­ni­zación es la de un colab­o­rador respeta­do con bue­na satisfacción.
  2. Voz. Cuan­do se imple­men­tan canales de comu­ni­cación que per­miten la inter­ac­ción, la con­ver­sación y la escucha, las per­sonas sien­ten que tienen una voz con la que par­tic­i­par. Este colab­o­rador escucha­do y acti­vo está más conec­ta­do con la orga­ni­zación y tiene una bue­na percepción.
  3. Cuida­do. Hay ini­cia­ti­vas pen­sadas y dis­eñadas con el obje­ti­vo de mejo­rar el bien­es­tar y la sat­is­fac­ción de las per­sonas, por eso se sien­ten cuidadas y ven en la orga­ni­zación un lugar donde les ayu­dan a cre­cer. La conex­ión se refuerza con el colab­o­rador sat­is­fe­cho y recono­ci­do que gen­era, además, un buen cli­ma con sus com­pañeros. Puedes echar un vis­ta­zo a uno de nue­stros casos de éxi­to para ayudarte.
  4. Visión. Com­par­tir un propósi­to hace que las per­sonas dejen de vivir de for­ma indi­vid­ual la orga­ni­zación para hac­er­lo como un equipo. En este todos entien­den su rol, están alin­ea­d­os, alta­mente com­pro­meti­dos y, además, ven los buenos resul­ta­dos como parte nece­saria de su ecosistema.
  5. Cor­re­spon­s­abil­i­dad. Enten­der que la orga­ni­zación la hacen las per­sonas y que todos tienen capaci­dad para crear y para mejo­rar es la clave para des­cubrir al pro­tag­o­nista que se pone en acción. Estos for­man equipos donde la conex­ión lle­ga a ser emo­cional e impacta en la bue­na rep­utación de la mar­ca den­tro y fuera de la compañía.
  6. Perte­nen­cia. El esta­do ide­al de una orga­ni­zación es que sus per­sonas estén enam­oradas de la mar­ca en la que tra­ba­jan y obte­nien­do un alto rendimien­to. Se con­vierten, así, en una comu­nidad de autén­ti­cos emba­jadores que quieren con­tar­le al mun­do que están tra­ba­jan­do en la mejor empresa.

Sonia Ruiz, nues­tra CEO y dis­eñado­ra del mod­e­lo, nos cuen­ta cómo surge, qué obje­ti­vo per­sigue y qué tipo de infor­ma­ción le da a las orga­ni­za­ciones en el sigu­iente vídeo.

Si quieres impul­sar el crec­imien­to de tu orga­ni­zación, com­ple­ta el for­mu­la­rio y te hare­mos lle­gar el test.

¿Conec­ta­mos?

Dejar un comentario

cuatro + trece =