BlogEmployee ExperienceInternal Communications

El rol del manager en tu plan de comunicación interna

La comu­ni­cación inter­na ha tenido un papel clave den­tro de las orga­ni­za­ciones durante la pan­demia. Comu­nicar la cri­sis san­i­taria, los pro­to­co­los, paliar la incer­tidum­bre y lle­gar a todo el públi­co den­tro de una com­pañía no ha sido tarea fácil. Pero, den­tro de todo este caos, hubo una figu­ra que destacó por enci­ma de todas: el rol del manager.

Si bien siem­pre hemos tenido claro que el líder cumple un rol fun­da­men­tal a la hora de man­ten­er infor­ma­do a su equipo, esta pan­demia acen­tuó esta premisa y, como con­se­cuen­cia, nos mostró que las bre­chas hay que tra­ba­jar­las para mejorarlas.

Aho­ra que esta­mos cada vez más deslo­cal­iza­dos, la figu­ra del líder va a ser todavía más impre­scindible en la estrate­gia de comu­ni­cación inter­na de las orga­ni­za­ciones para gener­ar con­fi­an­za y crear vín­cu­los entre los equipos. Sin embar­go, si los man­agers no están hacien­do de la comu­ni­cación inter­na una pri­or­i­dad, es porque no tienen en cuen­ta todas sus ven­ta­jas: man­ten­er moti­va­dos y unidos a todos los miem­bros del equipo y reducir la rotación al aumen­tar el com­pro­miso de las per­sonas, mejo­ran­do la expe­ri­en­cia en el entorno laboral.

Pero, ¿qué puede hac­er un man­ag­er para con­seguir­lo? En Pride­Com te damos una serie de con­se­jos que, como líder, puedes pon­er en prác­ti­ca en tu organización.

    • Man­i­fi­es­ta tus opin­iones con sin­ceri­dad y escucha las opin­iones de tu equipo: como líder, tienes una respon­s­abil­i­dad muy impor­tante: ser el nexo de unión entre equipo y orga­ni­zación reducien­do la incer­tidum­bre en torno a situa­ciones o prob­lemáti­cas que sur­gen en la empre­sa. Si tu equipo no se sin­tiese apoy­a­do, ¿a quién crees que pueden recur­rir? Es muy impor­tante que man­ten­gas una acti­tud de escucha acti­va y te muestres abier­to a apren­der de los demás. Si no sabes por dónde empezar, te com­par­ti­mos nue­stro post con 4 téc­ni­cas de escucha acti­va para pon­er­las en prác­ti­ca den­tro de tu orga­ni­zación. Por supuesto, no todos los días son iguales. Te vas a enfrentar a situa­ciones poco o nada agrad­ables, pero que tienes que resolver de for­ma que per­judique lo menos posi­ble a tu equipo sin olvi­dar los focos o lin­eamien­tos de la orga­ni­zación (porque en defin­i­ti­va, como líder, rep­re­sen­tas a la empre­sa ante el equipo). No temas en pedir dis­cul­pas, no te hace más débil, sino todo lo con­trario. Tu equipo lo agrade­cerá y se sen­tirá con confianza.
    • Mues­tra cred­i­bil­i­dad: la cred­i­bil­i­dad es uno de los fac­tores clave para alcan­zar los obje­tivos de la estrate­gia de comu­ni­cación inter­na. La may­or parte de las orga­ni­za­ciones cen­tran todos sus esfuer­zos en ser creíbles hacia el exte­ri­or, olvi­dan­do que resul­ta mucho más deci­si­va su cred­i­bil­i­dad inter­na. Te debes a tu equipo, por eso, es más impor­tante que seas creíble para con tus emplea­d­os, y eso sólo es posi­ble cuan­do se actúa con sin­ceri­dad, trans­paren­cia y coherencia.
    • Com­parte la infor­ma­ción rel­e­vante tenien­do en cuen­ta el tipo de públi­co: es impor­tante com­par­tir toda la infor­ma­ción rel­e­vante con tu equipo para que puedan desem­peñar su tra­ba­jo con efi­ca­cia, pero tam­bién aque­l­la que les haga sen­tirse partícipes en la con­se­cu­ción de los obje­tivos gen­erales. Sin embar­go, no hay que con­fundir la trans­paren­cia con la difusión masi­va de todo tipo de men­sajes. Se tra­ta, más bien, de ser selec­tivos, de man­era que la infor­ma­ción que recibe cada per­sona sea la que ver­dadera­mente nece­si­ta. Un exce­so de infor­ma­ción puede resul­tar descon­cer­tante, lle­gan­do a pro­ducir el efec­to con­trario al desea­do. Pien­sa en qué canales son los más ade­cua­dos para comu­nicar deter­mi­na­da infor­ma­ción ya que, si a causa de una mala políti­ca de comu­ni­cación inter­na, la sat­u­ración y el rec­ha­zo se insta­lan en los emplea­d­os, los men­sajes perderán cred­i­bil­i­dad, mer­man­do su efi­ca­cia y tenien­do que pon­er un may­or esfuer­zo para recu­per­ar­la de cara al futuro.
    • Moti­va e involu­cra a tu equipo: un buen líder moti­va a sus colab­o­radores a ser inclu­so mejores que él o ella. Tómate el tiem­po nece­sario para estar con ellos, cono­cer su real­i­dad, fomen­tar espa­cios de colab­o­ración en el que todos tus emplea­d­os puedan par­tic­i­par y apor­tar ideas, ya sea para temas livianos del día a día o más impor­tantes, como par­tic­i­par en una acción estratég­i­ca de la com­pañía. Si los escuchas y razonas tus deci­siones finales se sen­tirán impor­tantes y que for­man parte del proyec­to. Aquí te com­par­ti­mos algu­nas prop­ues­tas con las que puedes fomen­tar el reconocimien­to entre tus emplea­d­os para que se sien­tan más valorados.

 

Por tan­to, para garan­ti­zar la efi­ca­cia de la estrate­gia de comu­ni­cación inter­na en las orga­ni­za­ciones, no solo bas­ta con que el líder informe a sus emplea­d­os, sino tam­bién debe impli­car­los, dar­les voz y hac­er­les partícipes de todo el pro­ce­so. Así, los emplea­d­os verán la comu­ni­cación inter­na no como un mero canal de infor­ma­ción, sino como un altavoz, un pro­ce­so de dos vías en el que están invi­ta­dos a contribuir.

¿Con­sid­eras que nece­si­tas mejo­rar el peo­ple engage­ment de tu orga­ni­zación e impul­sar la figu­ra del líder? En Pride­Com estare­mos encan­ta­dos de ayu­darte a con­seguir todos los obje­tivos que nos plantees.

¡Conec­ta con nosotros!

Dejar un comentario

3 × dos =