HerramientasInternal CommunicationsMétricas

Construye tu dashboard de Comunicación Interna

By 28/03/2022 marzo 31st, 2022 Sin comentarios

Si real­mente quer­e­mos impactar pos­i­ti­va­mente en nue­stros colab­o­radores, debe­mos hac­er frente a la sobre­in­for­ma­ción y la deslo­cal­ización de muchos equipos inno­van­do en nuevas for­mas y canales de comu­ni­cación. Pero ¿cómo podemos saber qué acciones son las que impactan en may­or medi­da entre nue­stro públi­co obje­ti­vo? La respues­ta está en la medición, y sin ella, sería como ir a cie­gas en tu negocio.

Un plan de métri­c­as pro­por­ciona un mar­co en el que poder tra­ducir tus prin­ci­pales obje­tivos en números que te ayu­darán a analizar las acciones que vayas desar­rol­lar en tu orga­ni­zación. Sin él, no ten­dríamos la certeza de estar cumplien­do lo que nos pro­ponemos, y, por tan­to, tam­poco ten­dríamos claros nue­stros KPI. Entonces, ¿qué fór­mu­la podemos seguir? En primer lugar, crea un plan de medición con el que extraer infor­ma­ción para crear dash­boards. Este no solo te per­mite medir los indi­cadores durante la cam­paña de comu­ni­cación, sino tam­bién antes y después de ella, dán­dote una visión glob­al de prin­ci­pio a fin. Te va a ayu­dar a mon­i­tor­izar la salud de tus canales, es decir, anal­iza si fun­cio­nan cor­rec­ta­mente o no, por lo que podrás ten­er un mar­gen de acción bas­tante más rápi­do y tomar las medi­das opor­tu­nas para recon­ducir la situación y mejo­rar los resultados.

Pero más allá de poder repor­tar o ten­er una visión glob­al, el dash­board nos per­mite ade­lan­tarnos a ten­den­cias, tomar deci­siones sobre canales o for­matos, vis­i­bi­lizar el impacto que tienen nues­tras acciones y, por supuesto, defend­er nue­stro pre­supuesto. Un error que se suele come­ter cuan­do tra­ba­jamos con métri­c­as, es que con­fundi­mos las difer­entes cat­e­gorías que ten­emos a nue­stro alcance. Por eso, te exponemos 4 difer­entes que debes ten­er en cuen­ta a la hora de hac­er tu dash­board de comu­ni­cación interna:

  • Datos demográ­fi­cos: debes cono­cer quién es tu públi­co para medir el alcance de las acciones de comu­ni­cación que lleves a cabo, tenien­do en cuen­ta los obje­tivos de tu cam­paña y del nego­cio en general.
  • Inputs: ¿qué recur­sos nece­si­tas para pon­er en mar­cha la acción de comu­ni­cación que estás midi­en­do? En este momen­to de análi­sis debes ten­er en cuen­ta si se alcan­zaron los obje­tivos especí­fi­cos, o inclu­so si se vieron super­a­dos o ampli­a­dos por la pues­ta en mar­cha del plan.
  • Out­puts: mide todo lo que has hecho, la efi­cien­cia de las acciones, así como la de los men­sajes con las difer­entes audiencias.
  • Out­comes: mide los resul­ta­dos tan­gi­bles de la cam­paña que has puesto en mar­cha, la prue­ba del algo­dón para com­pro­bar si ha sido efi­caz o no.

Cuan­to más actu­al­iza­dos estén nue­stros datos, may­or capaci­dad de reac­ción ten­dremos. Aquí os com­par­ti­mos 5 datos impre­scindibles que debes incluir sí o sí en tu dash­board de comu­ni­cación interna.

  • Indi­cadores glob­ales de impacto: primero, da vis­i­bil­i­dad a los indi­cadores clave que ya cono­ces bien del con­tex­to glob­al en el que se mueve tu nego­cio, como el eNPS, el HR Effort, Engage­ment, etc.
  • Indi­cadores de nego­cio o RRHH: incluye todos aque­l­los KPI de nego­cio que hayas podi­do obten­er, como por ejem­p­lo los nive­les de rotación, tiem­po medio de captación, nº de refer­rals que vienen por emplea­d­os, impacto en ven­tas, etc. Además, es impor­tante que util­ices indi­cadores que midan tan­to el gra­do de impacto como la inter­ac­ción y la relación de los usuar­ios.
  • Employ­ee Jour­ney Map: incluye el proyec­to de expe­ri­en­cia emplea­do si lo tienes, y añade las ini­cia­ti­vas que hayas deci­di­do lan­zar con fecha de lan­za­mien­to, pro­gre­sión y respon­s­able de la mis­ma. Una vez lo hayas puesto en mar­cha, es intere­sante que midas el gra­do de sat­is­fac­ción de la campaña.
  • Crea una tabla de canales y otra de cam­pañas: Si tienes datos históri­cos, te acon­se­jamos que los incluyas para ver la evolu­ción. Esto se puede com­plicar todo lo que desees. Por ejem­p­lo, podrías incluir un grá­fi­co por canal con datos de usuar­ios, picos de activi­dad, temáti­cas más val­o­radas o los posts más vistos.
  • Iden­ti­fi­ca la activi­dad de tus emba­jadores y líderes: la activi­dad de la comu­ni­cación del man­ag­er y de los emba­jadores tiene que ten­er hue­co en tu dash­board. Des­de datos de captación de emba­jadores y su activi­dad, has­ta el seguimien­to de los impactos de los man­agers: cuán­tos han hecho lle­gar la infor­ma­ción a sus equipos, cuán­tos se descar­gan el kit, qué niv­el de sat­is­fac­ción repor­tan sus equipos…

Como ves, no hay una fór­mu­la que pue­da ser común pero sí múlti­ples opciones para empezar a medir que nos darán una visión de cómo está fun­cio­nan­do nues­tra comu­ni­cación inter­na. En Pride­Com nos encan­ta conec­tar con las per­sonas. Por eso, si nece­si­tas ayu­da, estare­mos encan­ta­dos de aseso­rarte y medir las cam­pañas de comu­ni­cación inter­na que quieras pon­er en mar­cha. ¡Conec­ta con nosotros!

Dejar un comentario

tres × 5 =